¿Cómo ahorrar mi dinero?

 cómo ahorrar

Más de uno ha pensado… ¡Quiero saber cómo ahorrar mi dinero, pero no sé por dónde empezar! Sobre todo, si has querido escoger entre los cientos de fondos de inversión que puedes encontrar entre todos los productos financieros, ¿verdad?

En muchas ocasiones, puedes contar con el consejo de un profesional, que sin duda podría simplificar todas las opciones en función de nuestros intereses, explicarnos cómo hacer un plan de ahorro que se adecúe a lo que queremos, y ayudarnos finalmente a tomar la decisión más acertada posible para nuestro caso específico.

¿Cuál es el inicio para la toma de decisiones?

Este precisamente, es un ejemplo de lo que se conoce como teoría del nudge o pequeño empujón, en su traducción del inglés. Es decir, estímulos sutiles que nos ayudan a tomar decisiones y que han sido utilizados con éxito por presidentes como David Cameron o Barack Obama para mejorar hábitos de consumo y planes de ahorro.

“Los empujones o nudges son pequeños incentivos que buscan modificar conductas para conseguir que las personas tomen decisiones concretas en su beneficio

Hablemos muy resumidamente de la historia de esta teoría. Richard Thaler (Premio Nobel de Economía en 2017), considerado como uno de los padres de la economía conductual, es el autor de esta teoría.

Según él, los nudges son pequeños incentivos que buscan modificar conductas para conseguir que las personas tomen decisiones concretas en su propio beneficio. Thaler estaba convencido de que los individuos toman decisiones muy malas, que de haber dispuesto de la información necesaria no habrían tomado. Tampoco las hubieran tomado de poseer una capacidad cognitiva ilimitada, o un autocontrol absoluto, también decía.

Esto explica que Thaler justificara que sean las Administraciones públicas o las empresas quienes identifiquen y pongan en práctica medidas para mejorar la vida de las personas. ¡Importante! Siempre y cuando no obliguen o prohíban a nada. Los ciudadanos deben tener la última palabra en cuanto a sus propias decisiones.

Evita tus propias trampas mentales

Además de esa “racionalidad limitada” que se da en el caso del dinero por falta de cultura financiera, solemos caer en las trampas (sesgos) de la mente como la falta de autocontrol, no pensar en el futuro o dejarse influir por las preferencias sociales. Nos obcecamos fácilmente en nuestras preocupaciones (cómo reducir gastos, cómo puedo ahorrar dinero, cuáles son los mejores fondos…) y esto solo provoca que nos equivoquemos.

A sabiendas de que cuando caemos en esas trampas es complicado que lleguemos a salir de ellas y cambiar nuestro pensamiento, el mecanismo del nudge entra en el juego para neutralizar esos sesgos. ¿Cómo? Por ejemplo, apunta al poder de las opciones por defecto, simplifica alternativas y automatiza las opciones. Cuanto más fácil se nos plantee, más sencillo será tomar la mejor decisión.

Los beneficios de ahorrar mediante automatización

Los beneficios del ahorro si implementamos esta teoría son enormes. Por ejemplo, en el Reino Unido, gracias a esos pequeños empujones, el 56% del ahorro financiero está invertido en productos para la jubilación, casi cuatro veces más que en España, según Eurostat.

¿Dónde está el truco? Primero, que toda empresa está obligada a ofrecer un plan de pensiones o plan de empleo a sus trabajadores, y segundo, que todo empleado tiene por defecto vinculado un pequeño porcentaje de su nómina al mismo.

Thaler le da una vuelta de tuerca y propone lo que él llama “Ahorre más mañana”. 

Este principio dice que la gente está más dispuesta a ahorrar si se les promete empezar mañana. Así, automatizando un incremento de la aportación en paralelo a la subida salarial, uno estará ahorrando más para su futuro sin que ni siquiera se dé cuenta.

El recibo del ahorro

Otra de las formas de ahorrar dinero mediante automatismo, es el método del Dollar Cost Averaging, que consiste en hacer aportaciones periódicas sistemáticas (semanales, quincenales…). De esta manera, puedes beneficiarte de momentos bajistas de los mercados. 

La forma más cómoda de hacerlo es programando una transferencia de forma sistemática y sostenida en el tiempo a un producto financiero, convirtiendo el ahorro en un recibo más al mes, lo que, sin duda, genera el hábito del ahorro a largo plazo.

“En el Reino Unido, gracias a esos pequeños empujones, el 56% del ahorro financiero está invertido en productos para la jubilación”

El dinero crece de forma exponencial al acumularse año tras año, ese es el motivo por el cual el tiempo es el gran aliado de las inversiones, gracias al interés compuesto.

Quizás te abrume tanta información, sabemos que resulta complicado hacer un plan de ahorro personalizado y conveniente si lo tiene que hacer uno mismo y sin ayuda, debido a la gran variedad de fondos de inversión y otros productos financieros existentes hoy en día destinados a la inversión.

Así que, como defiende Thaler, pon un nudge en tu vida y ponte en manos de un profesional de las finanzas, como los Family Bankers de Mediolanum. Te acompañarán a lo largo de todo el ciclo financiero de tu vida, dándote esos pequeños empujones con el fin de que tomes el camino más adecuado para alcanzar tus metas.

(Visited 8.450 times, 1 visits today)
Share This