Las razones definitivas para invertir en un fondo de inversiones | Cuáles Son Tus Metas

invertir en un fondo

¿Vale la pena invertir en fondos? Es la reflexión en voz alta que puede hacerse cualquier pequeño ahorrador cuando piensa en cómo sacar provecho de sus ahorros. Hace tiempo que los depósitos dejaron claro que están lejos de ser una opción rentable. Es más, si no ponemos a trabajar a nuestro dinero lo más probable es que la inflación actúe con él cual termita con una mesa de madera.

Ante este panorama, aparecen las típicas dudas del que se ha planteado la opción de los fondos de inversión: ¿Son para todo el mundo? ¿Es necesario tener mucho dinero? ¿Qué ventajas tienen?

¿Qué es un fondo de inversión?

Para empezar, vamos a definir qué son. Los fondos de inversión son productos financieros en los que pueden participar muchos ahorradores. Cada uno de ellos es partícipe (como propietario) de una parte del fondo en función del dinero que invierte en él. La gestión del fondo la realiza una gestora a través de unos profesionales que toman las decisiones de inversión de su patrimonio. Además, están supervisados y controlados por la CNMV, la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

No hace falta ser un entendido en finanzas

¡Pero si no soy un experto! Es lo primero que podemos pensar y es rotundamente falso. No hace falta. Obviamente, unos conocimientos mínimos siempre ayudan, pero no, no es necesario ser agente de bolsa o un gurú de la economía para poder invertir en un fondo. Eso sí, siempre es recomendable dejarse aconsejar por un asesor financiero que evalúe nuestros conocimientos y nos ayude a planificar nuestros ahorros de acuerdo con nuestro perfil inversor y nuestras necesidades a corto, medio y largo plazo.

¿Los fondos son solo para ricos?

De ninguna manera. No hace falta tener un gran patrimonio ni ahorrar cantidades elevadas para invertir en fondos. Es más, para la mayoría de los fondos del mercado ni siquiera es necesaria una cantidad mínima para invertir en ellos.

Fuera del balance de los bancos

“La inversión diversificada en fondos te protege de incertidumbres del mercado y te conecta al impulso de la economía mundial”

Se tiende a creer que los fondos de inversión son propiedad de los bancos y, por lo tanto, se asocia su seguridad a la marcha de cada entidad. La realidad es muy distinta. Son propiedad de los ahorradores y, además, son productos independientes que, a diferencia de los depósitos, no están vinculados al balance de los bancos. Así, aunque una entidad quiebre, nuestros fondos estarán a salvo.

¿Puedo recuperar mi dinero invertido cuando quiera?

Los partícipes de un fondo de inversión pueden recuperar su dinero cuando lo necesiten. Basta con vender su participación. De hecho, existen normas para controlar la liquidez —es decir, disponer de efectivo— en los fondos de inversión y así poder reembolsar a los ahorradores que quieran vender sus participaciones.

¿Puedo saber en qué se invierte mi dinero?

No solamente puedes. La CNMV también regula la información que debe recibir el ahorrador. Las gestoras han de actuar con total transparencia y proporcionar al ahorrador los datos de los fondos en los que participa y la política de inversión. También se exige el envío de un informe como mínimo semestral que explique con detalle la evolución de los mercados, cómo ha ido el fondo y todo aquello que sea importante para el ahorrador.

Diversificación: protégete y ahorra como ciudadano del mundo

Además de estar gestionados por profesionales cualificados y experimentados, cualquier ahorrador —desde cualquier lugar del mundo— puede invertir a través de un fondo en cualquier país y divisa. Según la política de inversión del fondo, invertirás en acciones de empresas de todo el mundo, en bonos del Estado, en otros diferentes activos regulados y en distintas monedas. Esa diversificación te protege de incertidumbres del mercado y te conecta al impulso de la economía mundial.

 

Muy bien, ¿cómo elijo un fondo de inversión? 

“Los fondos son propiedad de los ahorradores, que pueden recuperar su dinero cuando lo necesiten”

Una vez conocido cómo funciona, y antes de elegir uno u otro, debemos analizar nuestra situación financiera y preguntarnos cuánto dinero queremos invertir, durante cuánto tiempo y el nivel de riesgo que estamos dispuestos a asumir. Para ello es importante evaluar qué características debe tener el fondo para que se amolde a nuestro perfil. ¡No te preocupes! Hazlo junto a un experto como un asesor financiero, una figura que los clientes de Banco Mediolanum tienen a su disposición a través de su Family Banker.

(Visited 4.452 times, 2 visits today)
Share This