Deja a un lado las emociones para tener éxito en la inversión de tu dinero | Cuales son tus metas

Cómo invertir tu dinero según Daniel Kahneman Premio Nobel de Economía

Hay veces en que alejarse o realizar un análisis desde una óptica distinta a la habitual mejora el acercamiento a un problema. Quizás por ello fue un psicólogo, Daniel Kahneman, quien consiguió ver algo más que los propios economistas expertos. Sin ser economista ni por formación ni por profesión, ganó el Premio Nobel en Economía por desarrollar la teoría de las perspectivas, que supuso un gran avance para las finanzas conductuales. Un paso más que muestra la importancia de determinar los procesos y las decisiones de inversión dejando a un lado las emociones.

Daniel Kahneman ganó el Premio Nobel de Economía en 2002. Se trata de la máxima distinción para un economista, aunque en este caso el reconocimiento recayó en un psicólogo académico junto al también psicólogo Amos Nathan Tversky, desarrolló la citada teoría, la cual se resume con tres errores típicos que encontraron en los procesos de inversión:

  • Por una parte, la aversión a perder, que señala que el dolor de una pérdida es mayor que la satisfacción de una ganancia.
  • En segundo lugar, la teoría describe las preferencias por el riesgo asimétrico, según las cuales cuando estamos obteniendo beneficios somos más reticentes a realizar apuestas, mientras que asumimos más riesgo si estamos perdiendo.
  • Por último, está la estimación errónea de probabilidades, que se basa en pensar que existe una mayor probabilidad de que algunos sucesos se cumplan.

Esto supuso un gran avance en las finanzas conductuales o finanzas del comportamiento. Esta teoría económica analiza las decisiones en el mercado desde el punto de vista psicológico, al considerar que las personas cometen errores de forma continuada con su ahorro por ser demasiado confiadas o porque otorgan demasiada importancia a sus últimas experiencias.

“Daniel Kaneman: “La mayoría de las personas creen que conocen más de lo que realmente saben”

¿EL MERCADO ES RACIONAL?

Las finanzas conductuales pusieron en jaque a todo lo que se había dado por bueno en el mundo de la inversión. Fueron en contra de la famosa hipótesis de los mercados eficientes, según la cual, estos son racionales y realizan predicciones objetivas del futuro. Es decir, la teoría sobre la que se sustenta la frase “el mercado siempre tiene razón”, y que ha justificado multitud de decisiones empresariales y de políticas económicas.

Sin embargo, uno de los matrimonios más fructíferos en el mundo de la economía demostró, con sus experimentos, que los mercados financieros pueden ser ineficientes en algunas ocasiones. Así lo analizaron en 1987 el Premio Nobel George Akerlof y su esposa, Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal. Lo que escribieron Akerlof y Yellen es fácil de entender, y se puede aplicar a la inversión o a cualquier otro ámbito de la vida: las personas toman sus decisiones en función del mundo en el que viven.

El estudio de las finanzas conductuales ha avanzado mucho en las últimas décadas hasta conseguir recopilar otros errores típicos, especialmente cuando se trata de manejar o invertir el propio dinero. “La mayoría de las personas creen que conocen más de lo que realmente saben”, escribió Daniel Kahneman en 2011.

“Los errores habituales cuando se invierte dinero propio ocurren por el vínculo emocional que hay con éste”

Como muestran las investigaciones en el terreno de las finanzas conductuales, los errores habituales que se producen especialmente cuando se maneja dinero propio ocurren por el vínculo emocional que hay con este. Una gran verdad, ¿no?, ¿Y cómo lo solventamos? Con un profesional de las finanzas que sepa gestionar estas emociones que nos hacen tomar decisiones incorrectas y que, gracias a su formación y experiencia, aporte sentido común y racionalidad a este vínculo emocional, y disminuya los riesgos de nuestras inversiones.

Ni los inversores ni el mercado son siempre racionales, porque influyen los sentimientos. Y cuanto más sentimientos, menos racionalidad y, en general, menos éxito.

Fuente de la imagen: elvenezolanonews
(Visited 59 times, 1 visits today)
Share This