gastos por hijo
¿Alguna vez te has preguntado en qué se va el dinero que invertimos en nuestros hijos? Seguro que cada uno de nosotros tiene su propia historia, pero si nos detenemos a analizarlo, descubriremos algunas partidas comunes que tal vez pasamos por alto y que podríamos planificar mejor desde el principio.

Echemos un vistazo.

Según el último informe de Save the Children en España, “criar a un hijo o hija es fuente de alegrías, pero conlleva también esfuerzo”. ¿Sabías que el coste mensual de criar un hijo ha sido estimado en diferentes etapas de su vida? Esto nos ayuda a identificar cuatro áreas principales de gasto.

Los grandes gastos por hijo: Hogar, Alimentación, Conciliación y Educación

A vista de pájaro y en promedio desde que nacen hasta la mayoría de edad, las cuatro partidas que concentran casi todo el coste de los hijos son: alimentación, hogar, conciliación y educación.

“Las cuatro partidas que concentran casi todo el coste de los hijos son, por orden, hogar, alimentación, conciliación y educación”


Alimentación: A medida que crecen, ¡también crece su apetito! El coste de alimentar a un hijo se duplica prácticamente entre los 4 y los 17 años. Según el informe, el gasto mensual por hijo en alimentación aumenta desde los 80 euros mensuales a los 133 euros entre los 4 y los 12 años, alcanzando los 148 euros mensuales entre los 13 y los 17 años. ¡Sí, lo notamos mucho!

Hogar: Desde el cambio a una casa más grande cuando son bebés hasta la adaptación de la decoración y muebles a medida que crecen, el hogar es un gasto que evoluciona con ellos. Los gastos corrientes de la casa despegan de 11 a 24 euros por niño y mes desde que nacen hasta que llegan a la franja que va desde los 13 hasta los 17 años. Por otro lado, el gasto en muebles y otros enseres domésticos desciende de 39 a tan solo 4 euros mensuales por hijo en el mismo período. El coste de la vivienda (compra, alquiler) se sitúa en 84 euros durante toda la vida de nuestros hijos hasta la mayoría de edad.

Conciliación: A medida que crecen, la necesidad de servicios de cuidado y actividades extraescolares disminuye, lo que puede aliviar la presión económica en esta área. Según el informe, el gasto mensual por hijo en conciliación cae continuamente desde que dejan de ser bebés, pasando de más de 120 euros a menos de 70 euros por niño entre los 4 y los 17 años.

Educación: La educación es una inversión continua que varía según la etapa de vida del niño, desde la educación infantil hasta la secundaria. Entre los 4 y los 6 años, el coste de la educación no deja de ascender desde que nace el hijo hasta que alcanza su máximo en los 117 euros mensuales durante el período que va desde los 7 a los 12 años. A partir de ahí, entre los 13 años y la mayoría de edad, se desliza hasta los 93 euros, según las estadísticas de la ONG.

La última encuesta del INE sobre el gasto de los hogares en educación es del curso 2019/2020, en que el gasto medio por estudiante en la educación infantil, primaria y secundaria en la concertada fue algo más de triple que en la pública.

En el caso de la privada, hablamos de seis veces más que en la pública en infantil, de más de ocho veces más en primaria y de más catorce veces más en secundaria.

gastos mensual por hijo

Para tener una perspectiva aún más completa, podemos analizar los datos que ofrece el Instituto Nacional de Estadística, que muestran cómo el presupuesto de los hogares evoluciona con la llegada de los hijos.

“Según el INE, los hogares de parejas sin hijos gastan 32.300 euros anuales frente a los 36.700 euros de las parejas con un hijo y a los 42.000 euros anuales de las parejas con dos hijos.”

Así, según el INE, ¿sabías que los hogares formados por parejas sin hijos gastan alrededor de 32.300 euros al año? ¡Y eso no es todo! Las parejas con un hijo destinan unos 36.700 euros anuales, mientras que aquellas con dos hijos llegan a los 42.000 euros. Pero ¿qué hay del gasto en transporte? Esto te va a sorprender: los hogares sin hijos gastan aproximadamente 3.700 euros al año, mientras que aquellos con un hijo rondan los 5.000 euros, y los que tienen dos hijos alcanzan los 5.800 euros. 

Estas cifras son un punto de partida para reflexionar sobre cómo planificamos y distribuimos nuestro presupuesto familiar. Y es aquí donde el acompañamiento de un profesional de las finanzas puede ser de gran ayuda. Después de todo, ¡planificar es fundamental para disfrutar de los hijos sin preocupaciones financieras!

Así que, ¿qué te gustaría ofrecerles a tus hijos? Te animamos a reflexionar sobre tus objetivos financieros y buscar la forma de alcanzarlos con tranquilidad.

(Visited 9.367 times, 1 visits today)
Share This