El tiempo, el mejor aliado del ahorro | Cuales son tus metas

A la hora de ahorrar, si se desea obtener buenos resultados, o bien se tiene mucho dinero, o bien mucho tiempo. Por eso, a menos que se disponga ya de un patrimonio forjado, el mejor aliado del ahorrador es el reloj.

Utilizando el tiempo a nuestro favor podemos aprovechar todo el potencial del interés compuesto, al que al parecer Albert Einstein definió como “la fuerza más poderosa de la galaxia». Sea cierta o no la cita, lo que está claro es que, combinado con el tiempo, el interés compuesto tiene un enorme impacto en el resultado de nuestro ahorro.

El principio del interés compuesto es sencillo, se trata de ir sumando cada año a nuestro ahorro inicial los intereses que generamos. De esta manera, el año siguiente los intereses se calcularán no solo sobre lo que hemos ido ahorrando, sino también sobre los intereses que hayamos generado hasta ese momento.

Si ahorramos durante poco tiempo, el efecto del interés compuesto no será muy visible, pero en el ahorro a largo plazo, como sería el caso del ahorro para la jubilación, el efecto es enorme. Veamos un ejemplo, en el que consideraremos que en ambos casos una rentabilidad del 6,5% anual, y no tendremos en cuenta ni los impuestos ni la inflación:

Imaginemos dos hermanos, Ignacio y Arturo. El primero, Ignacio, decide empezar a ahorrar para su jubilación cuando tiene 25 años, y durante 10 años, hasta que cumple 34, aporta 2.400 euros anuales (200 euros mensuales).

Su hermano Arturo decide esperar hasta los 35 años antes de empezar a ahorrar para su jubilación, y durante 32 años, hasta que se jubila a los 67, aporta 2.400 euros anuales.

¿Quién habrá obtenido mejores resultados con su ahorro cuando se jubile?

Ignacio

Arturo

Edad

Aportaciones

Acumulado

Aportaciones

Acumulado

25

2.400 €

26

2.400 €

5.112 €

27

2.400 €

8.000 €

28

2.400 €

11.076 €

29

2.400 €

14.352 €

30

2.400 €

17.841 €

31

2.400 €

21.557 €

32

2.400 €

25.514 €

33

2.400 €

29.728 €

34

2.400 €

34.217 €

35

0

36.441 €

2.400 €

36

0

38.810 €

2.400 €

5.112 €

37

0

41.332 €

2.400 €

8.000 €

38

0

44.019 €

2.400 €

11.076 €

39

0

46.880 €

2.400 €

14.352 €

40

0

49.927 €

2.400 €

17.841 €

41

0

53.172 €

2.400 €

21.557 €

42

0

56.629 €

2.400 €

25.514 €

43

0

60.309 €

2.400 €

29.728 €

44

0

64.230 €

2.400 €

34.217 €

45

0

68.405 €

2.400 €

38.997 €

46

0

72.851 €

2.400 €

44.088 €

47

0

77.586 €

2.400 €

49.509 €

48

0

82.629 €

2.400 €

55.283 €

49

0

88.000 €

2.400 €

61.433 €

50

0

93.720 €

2.400 €

67.982 €

51

0

99.812 €

2.400 €

74.957 €

52

0

106.300 €

2.400 €

82.385 €

53

0

113.209 €

2.400 €

90.296 €

54

0

120.568 €

2.400 €

98.721 €

55

0

128.405 €

2.400 €

107.694 €

56

0

136.751 €

2.400 €

117.250 €

57

0

145.640 €

2.400 €

127.428 €

58

0

155.106 €

2.400 €

138.266 €

59

0

165.188 €

2.400 €

149.810 €

60

0

175.926 €

2.400 €

162.103 €

61

0

187.361 €

2.400 €

175.196 €

62

0

199.539 €

2.400 €

189.140 €

63

0

212.509 €

2.400 €

203.990 €

64

0

226.322 €

2.400 €

219.805 €

65

0

241.033 €

2.400 €

236.649 €

66

0

256.700 €

2.400 €

254.587 €

67

0

273.386 €

2.400 €

273.691 €

Total Acumulado

273.386 €

Total Acumulado

273.691 €

Total Aportado

24.000 €

Total Aportado

79.200 €

Ganancia neta

249.386 €

Ganancia neta

194.491 €

 

Como se ve, cuando se jubilan, los dos hermanos tienen prácticamente la misma cantidad ahorrada, 273.00 euros, pero el primer hermano, Ignacio, ha sacado mucho más partido a sus ahorro, ya que aportando tan solo 24.000 euros a lo largo de 10 años, al final ha obtenido más de 249.000 euros de ganancia.

En cambio, su hermano Arturo, a pesar de ahorrar durante más años y aportar casi 80.000 euros, al final obtiene menos de 200.000 euros de ganancia.

¿La diferencia? Que Ignacio ha utilizado el tiempo a su favor y ha aprovechado mejor la fuerza del interés compuesto. Por eso cuando pensamos que más adelante tendremos más capacidad de ahorro, puede que nos estemos equivocando. Es mejor empezar hoy ahorrando lo que podamos que esperar a mañana, cuando creemos que podremos aportar mucho más. Seguro que su asesor financiero ya se lo había dicho, ¿no?

 

(Visited 10 times, 1 visits today)
Share This