Mujeres y finanzas familiares; un protagonismo creciente | Cuales son tus metas

Mujeres y finanzas familiares; un protagonismo creciente

El protagonismo de las mujeres a la hora de planificar y poner en práctica las estrategias financieras de las familias es creciente. Para muestra valga un dato que así lo pone de manifiesto. Según un estudio publicado por EFPA España, el 54% de los asesores financieros declaró que su número de clientes femeninos se había incrementado de manera notable en los últimos dos años. Es una tendencia que también se refleja en las propias cifras de esta asociación de profesionales del asesoramiento financiero. El 42% de los más de 10.400 profesionales asociados son mujeres; hace siete años eran el 33.

La Directora de EFPA España Andrea Carreras-Candi señaló, en este sentido, que la experiencia de las mujeres como administradoras de los recursos domésticos familiares es la mejor baza de género que esgrimen las mujeres a la hora de tomar decisiones sobre los ahorros de la familia. Según el informe anteriormente referido, un 45% de las mujeres participa de manera activa y decisiva en las decisiones que tienen que ver con la inversión de los ahorros familiares; otro 34% lo hace en menor grado, pero da su opinión. Esto es, un 79% de las mujeres participa en este tipo de decisiones.

Las mujeres, por lo tanto, son un nicho importante en el mercado de productos financieros destinados a las unidades familiares. Un sector que, por su rol tradicional de administradoras, tiene sus propias pautas de comportamiento a la hora de poner a trabajar los ahorros de la familia. No hay más que echar un vistazo a sus prioridades como inversoras para darse cuenta de que el bienestar de la familia es el objetivo prioritario de estas inversoras. El primer objetivo (para el 27%) es garantizar la educación de los hijos; le sigue (con un 25,7%) la consecución de la independencia económica familiar y, en tercera posición, se coloca apuntalar la jubilación (19%). Esta última preferencia responde a una realidad biológica: las mujeres tienen una esperanza de vida entre cinco y siete años mayor a la de los hombres.

Los estudios demuestran que el género femenino se inclina preferentemente hacia las cuentas corrientes y los fondos de inversión mientras que los hombres son más proclives a la inversión directa en renta variable, en acciones. En definitiva, las mujeres son más prudentes a la hora de invertir que los hombres y mucho más reflexivas a la hora de tomar decisiones. Según el estudio de EFPA España, el 59% de las inversoras se lo piensan mucho antes de apostar por uno u otro producto. Una encuesta realizada en Estados Unidos reveló que el 75% de las mujeres consultadas descartan los productos de alto riesgo.

Esta prudencia, que a la larga se traduce en mayores rendimientos, también hace a las mujeres más receptivas al asesoramiento financiero profesional. Las mujeres son más prudentes que los hombres pero también valoran más y de mejor grado, el consejo de asesores profesionales, como los Consultores de Banca Personal. Son más receptivas a los consejos y se dejan asesorar de buen grado a la hora de tomar sus decisiones. Ellas valoran más las sugerencias de los asesores financieros certificados.

(Visited 44 times, 1 visits today)
Share This