¿Por qué tantos países como China, Rusia o Brasil tienen miedo de que suba el dólar? | Cuales son tus metas

¿Por qué tantos países como China Rusia o Brasil tienen miedo de que suba el dólar

Los grandes países emergentes han empezado a temblar, y no precisamente de frío. Temibles gigantones como China, Rusia o Brasil miran todos los días de reojo a la Reserva Federal (Fed), porque les preocupa que esta suba los tipos de interés y deje que el dólar se revalorice. ¿Cuáles son los motivos de tanta tensión?

  1. Los más importantes son: Estos países y sus empresas se han endeudado rápidamente –muchas veces en dólares– durante los últimos años, aprovechando que los créditos estaban baratos.
  2. Sus bancos han canalizado parte de esa financiación hacia inversiones y clientes que no siempre eran rentables.
  3. Sus principales fuentes de ingresos (las materias primas y las exportaciones en general) están atravesando dificultades.
“Los grandes países emergentes han empezado a temblar, y no precisamente de frío”

La Reserva Federal en el punto de mira

Te lo explicamos de forma sencilla. Este panorama es preocupante, porque si los países emergentes se han endeudado demasiado y muchos de los receptores de los créditos no devuelven el dinero, entonces puede que el Estado tenga que rescatar y ayudar a las entidades financieras que dieron los préstamos y añadir así otro nuevo fardo de deuda pública a la economía nacional. Esto sucedería, además, en un mal momento: si las materias primas y las exportaciones se venden peor o más baratas, eso quiere decir que los emergentes cuentan con menos recursos para pagar lo que deben. Si ingresas menos y has ahorrado poco, tienes menos dinero para hacer frente a tus deudas.

Así, una subida de los tipos de interés por parte de la Fed les complicaría mucho la vida a estas naciones. Las razones: primero, aumentaría el precio de los créditos en dólares que contrajeron y, segundo, los inversores internacionales se verían animados a dejar de invertir en el país, por ejemplo, a cambiar Rusia por Estados Unidos. Te explicamos por qué.

“Una subida de los tipos de interés por parte de la Fed les podría complicar la vida a los países emergentes”

Inversores a la fuga

Hemos explicado antes por qué los políticos en Ankara, Nueva Delhi, Pekín o Moscú temen las consecuencias de que la Reserva Federal suba los tipos de interés y aumente así los intereses de las deudas de sus países y sus empresas. No hemos dicho por qué les asusta que los inversores internacionales, entre los que se encuentran algunos inversores locales capaces de llevarse miles de millones al extranjero, empiecen a abandonarlos. El motivo es menos obvio de lo que parece.

Estos grandes inversores internacionales han comprado  bonos de deuda pública y privada (denominada en dólares y también en la moneda nacional) en los emergentes, han abierto depósitos en sus entidades financieras locales (los bancos, al contar con más capital, se han lanzado a conceder más créditos) y han adquirido allí distintos tipos de activos, desde participaciones empresariales hasta inmuebles.

Si pierden el apetito por la deuda de Rusia o Brasil, esta será más difícil de vender y, por lo tanto, Rusia o Brasil tendrán que prometer más intereses a cambio de que se compre su deuda. Si retiran masivamente los depósitos de las entidades financieras, resultará más difícil que los bancos locales puedan conceder créditos a muchas empresas que los necesitan y devolver el dinero a sus clientes cuando se lo pidan. Finalmente, si los grandes inversores internacionales (incluimos a los grandes inversores locales que pueden llevarse miles de millones al extranjero) se deshacen de las viviendas o de sus participaciones en las empresas con demasiada rapidez sus precios podrían hundirse.

De todos modos, hay que recordar que la marcha de los inversores internacionales está siendo gradual y que nadie espera que sea total. Los países emergentes están teniendo la posibilidad de adaptarse con tiempo al nuevo escenario y disponen de armas poderosas para mitigar una crisis, como la política monetaria de sus bancos centrales o la conversión de sus muchas veces gigantescas reservas en grandes planes de estímulo que permitirán un aterrizaje menos violento de sus economías.

Eso no quiere decir, por supuesto, que los líderes políticos de los países emergentes no teman las palabras de una mujer como Janet Yellen, la presidenta de la Reserva Federal, quien anunciará probablemente, más de una vez en los próximos meses y años, la subida de los tipos de interés en Estados Unidos.

(Visited 9 times, 1 visits today)
Share This