¿Qué es un fondo de inversión? | Cuales son tus metas

que es un fondo de inversion

Antes de que corras a buscarlo en la Wikipedia o termines de asustarte motivado por la desconfianza que conlleva la palabra invertir, trataremos de explicártelo sin demasiados tecnicismos. Tú, como yo, como todo hijo de vecino, eres ahorrador de “a pie” y no te fías ni un pelo de todo aquello que pueda conllevar un riesgo para tu dinero. ¡Es normal! Sin embargo, muchos productos financieros pueden ayudarte a mejorar tu economía si tienes algo de paciencia y cuentas con un buen asesoramiento.

¿Te apetece poner a trabajar tus ahorros? Sigue leyendo…

 Definición de fondo de inversión

Un fondo de inversión es un instrumento de inversión a través del cual se permite a particulares participar en una institución de inversión de forma colectiva (o IIC). Es decir, se trata de que varios ahorradores, que se convierten en partícipes, deciden unir su dinero para invertir en bolsa de manera conjunta. Todos a una, como Fuenteovejuna.

Para contratar un fondo de inversión no hace falta tener el patrimonio de Amancio Ortega o ser Premio Nobel de Economía. Tampoco dar tu dinero a un ente desconocido que luego ni está ni se le espera, al contrario, toda la gestión de inversión se realiza sobre un producto que ya ha sido predeterminado por la gestora. Cada ahorrador obtiene participaciones en función del dinero que ha decidido invertir, según sus necesidades, perfil de riesgo y objetivos. ¡Tú pones el límite!

“Para contratar un fondo de inversión no hace falta tener el patrimonio de Amancio Ortega o ser Premio Nobel de Economía”

Beneficios de los fondos de inversión

Para tu tranquilidad, te diré que los fondos de inversión están gestionados por sociedades especializadas, denominadas gestoras, que elaboran una estrategia óptima, seleccionando concienzudamente los activos que formarán parte del mencionado fondo y consiguiendo que dicha inversión esté muy diversificada. Esto es una gran ventaja para ti,  ya que ello reduce el riesgo de manera importante.  ¡No se trata de jugársela a todo o nada!

¿Realmente se pueden obtener participaciones sin tener que invertir mucho dinero? La respuesta es sí.  La inversión puede hacerse efectiva con importes mínimos, lo cual permite a los pequeños ahorradores acceder a los mercados financieros.

A pesar de que lo invertido no sea mucho, el ahorrador que tenga participaciones de un fondo se beneficiará de las mismas condiciones que un inversor de mayor tamaño.  Además, en el supuesto de que la entidad bancaria a través de la cual hemos contratado el fondo tuviese problemas, el partícipe no se vería afectado, ya que los fondos pertenecen al partícipe y no están dentro del balance de los bancos.  Y si en cualquier momento se necesita disponer de ese dinero invertido, existe la opción de retirarse y vender la participación.

“Los fondos de inversión están gestionados por gestoras y esto reduce el riesgo de manera importante, ¡No se trata de jugársela a todo o nada!”

 Un fondo de inversión para cada ahorrador

Hay una gran variedad de tipos de fondos disponibles: de renta fija, de renta variable, de renta fija mixta, de renta variable mixta, garantizados, etc. Cada uno tiene un nivel de riesgo diferente pero, a la vez, disfrutan de distintas posibilidades de rentabilidad, dependiendo, siempre, de tus objetivos. Lo más recomendable, antes de tomar la decisión, es que te asesores correctamente a través de un experto de las finanzas, como los Family Bankers de Banco Mediolanum, profesionales que te recomendaran qué tipo de fondo se ajusta más a tus verdaderas necesidades sin que cometas el error de dejarte llevar por la impulsividad, el exceso de confianza o las modas.

Ahora que ya conoces más sobre los fondos de inversión, ¿qué tal un dato extra muy interesante? Invertir en ellos tiene ventajas fiscales. ¿Se puede pedir más?

Recuerda que en economía el riesgo no es sinónimo de peligro… sino de oportunidad. ¡Y las oportunidades están para no dejarlas pasar!

(Visited 170 times, 1 visits today)
Share This