Maratón de Nueva York: una carrera, una experiencia de vida | Cuales son tus metas

IMG_2854

Volamos de vuelta de Nueva York a Madrid.  A pesar del equipaje, el avión vuela ligero porque hemos cambiado el miedo, la angustia y los nervios de la ida, por sensación de éxito. No sabemos si por haber corrido la Maratón de Nueva York, por haber sido capaces de llegar a la meta…

Quizá no os identifiquéis con el reto. Quizá penséis que correr es de cobardes o para qué tanto esfuerzo si sólo estábamos a dos manzanas del hotel desde el que habíamos salido 7 horas antes esa mañana.

En lo que sí estaremos de acuerdo es en el placer que genera la descarga de adrenalina al lograr un reto. No importa su naturaleza. Alguna vez en la vida has salido de tu zona de confort, te has arriesgado para conseguir algo que parecía imposible y has saboreado la victoria. ¿Recuerdas cómo te sentiste? Es justo lo que se respira en este vuelo.

Somos un grupo de 33 Consultores de Banco Mediolanum que vuelve a casa. Sabemos mucho de esto porque lo vivimos a diario. Hay quien tiene dudas, pero sólo somos un grupo de personas muy motivadas que decidió hace unos meses correr la Maratón de Nueva York. Sólo unos 5 o 6 corrían de forma habitual hace un año. Así que la mayoría se ha alejado mucho de su zona de confort, y por tanto su sensación de éxito es mayor.

Estos días he aprendido que el éxito compartido sabe a gloria. No importa cuál sea el objetivo; si lo compartes con otras personas se genera un ambiente increíble porque formas parte de un “todo”. Estas situaciones te hacen estar cerca de gente a la que hace 6 meses apenas conocías. Personas con las que de pronto compartes valores  y a las que haces partícipe de tu esfuerzo.

Corredores Banco Mediolanum en la Maratón de Nueva York 2013

Me gustaría que muchos hubierais escuchado los testimonios de quienes más se esforzaron, porque eran muy emotivos. Creo que todos deberíamos experimentar esta sensación de éxito alguna vez, porque seguro es más sano y rejuvenecedor que cualquier medicina.

No importa lo que te propongas: ser mejor consultor, mejor SPV, mejor padre, amigo, hijo… Lo importante es que sea un reto por el que luchar, para el que necesites una planificación y sacrificios.

Lo único que tengo que advertiros es que esto engancha. Cuando te acostumbras a salir frecuentemente de tu zona de confort, quieres más y más difícil. Es el espíritu de superación. Cuanto más lo ejercitas más lo necesitas.

¿No me crees? Pruébalo y me cuentas.

Susana Pelegri

 

Consultora de Banca Personal

 

 

(Visited 22 times, 1 visits today)
Share This