que es la inflacion
La inflación a largo plazo puede convertirse en un verdadero quebradero de cabeza para todos nosotros. ¿Por qué? Pues, porque
cuando los precios aumentan constantemente, perdemos poder adquisitivo. En otras palabras, con idéntica cantidad de dinero con la que antes podíamos comprar más cosas, ahora ya no nos alcanza para lo mismo.

¿Qué es la inflación?

La inflación en economía se refiere al incremento sostenido y generalizado de los precios de bienes y servicios en una economía durante un periodo de tiempo. A primera vista, puede parecer algo insignificante o incluso beneficioso, ya que implica que tanto nuestros ingresos como los precios están en aumento. Sin embargo, cuando hay inflación descontrolada, esto puede tener consecuencias negativas para nuestros bolsillos.

En la actualidad puedes comprar una entrada de cine por 10 euros, pero, dentro de unos años, imagina que esa misma entrada tendrá un precio más elevado debido a la inflación. Si tus ingresos no han aumentado en la misma proporción, te encontrarás en la situación de tener que destinar una mayor proporción de tus ingresos para disfrutar de una tarde de cine, lo que afectará tu presupuesto y tu capacidad para disfrutar de actividades de ocio.

Historia de la inflación: ¿qué ha pasado en los últimos 100 años en España?

En cuanto a la inflación a largo plazo, el impacto puede ser significativo. Si echamos un vistazo a los datos históricos del Instituto Nacional de Estadística (INE), podemos hacernos una idea más clara del incremento sostenido de los precios a lo largo del tiempo.

El precio de los alimentos en España hace 100 años

Por ejemplo, si retrocedemos hasta 1920, un kilo de pan se vendía por 0,70 pesetas. En comparación, en la actualidad el precio ronda los 2,4 euros, lo que equivale a 400 pesetas. Esto significa que, en términos de inflación, ha habido un incremento del 57.040%.

Otros ejemplos incluyen el precio de un litro de leche, que rondaba las 0,55 pesetas en el pasado y ahora se mueve entre los 0,70 y los 0,80 euros, lo que supone un aumento acumulado del 21.048%. Asimismo, el precio de una docena de huevos ha pasado de alrededor de 2,24 pesetas a unos 2 euros en la actualidad, lo que representa un crecimiento del 14.186%.

Si deseábamos disfrutar del último estreno en los cines a principios de los años 30 (antes no existen datos), debíamos pasar por taquilla en las escasas salas existentes y abonar alrededor de 0,72 pesetas. Hay que tener en cuenta que existe una gran disparidad en los precios de las entradas, dependiendo de la película y la ubicación (butaca o anfiteatro) o si era estreno. Sin embargo, en la actualidad, la cantidad promedio se sitúa en unos 7 euros, equivalente a aproximadamente 1.200 pesetas. Esta notable diferencia representa un incremento del 169.622%

que es la inflacion

Entre las adquisiciones más significativas se encuentra la compra de una vivienda. Si nos centramos en Madrid, la capital de España, era posible adquirir un piso de noventa metros cuadrados por 40.000 pesetas en aquel entonces. Según los datos del portal Idealista, el precio por metro cuadrado actualmente es de 3.977 euros, lo que implica que una vivienda de esa superficie conllevaría un desembolso de 357.930 euros, aproximadamente 59,5 millones de pesetas. En este caso, el aumento ha sido sumamente impactante, hasta alcanzar un 149.037%.

Como podemos observar, los productos básicos que formaban parte de nuestra cesta de la compra hace un siglo han experimentado un aumento significativo en su precio. Sin embargo, gracias a la mejora de los salarios, los consumidores no han tenido que renunciar a estos productos en sus hábitos de consumo.

Los salarios en España hace 100 años

A pesar del incremento a lo largo de las décadas de los precios de los bienes y servicios, los españoles han podido incrementar en mayor proporción sus salarios. De hecho, la renta nacional, medida por el PIB per cápita descontando el avance de los precios, ¡se ha multiplicado por 7,5 veces! En otras palabras, ha habido una sustancial ganancia de poder adquisitivo.

que es la inflacion

Si la actualización de nuestros salarios ha sido clave para enfrentar este impacto, debemos aplicar el mismo enfoque al ahorro. La inflación puede tener un efecto perjudicial tanto en el ahorro como en nuestras finanzas personales. A medida que la inflación aumenta, el poder adquisitivo del dinero disminuye, lo que implica que el valor de nuestros ahorros se va desgastando con el tiempo.

Afrontar la inflación en economía puede ser todo un desafío, pero con el conocimiento adecuado y una planificación financiera sólida, mucho mejor si es junto a un profesional de las finanzas, podemos enfrentarnos a ella.

(Visited 52.072 times, 1 visits today)
Share This