Eurocopa, Big Data y la gestión de las emociones como clave del éxito | Banco Mediolanum

La gestión de las emociones claves del éxito en la Eurocopa 2020Lo reconozco. Italia y todos los tifosi seguimos en una nube. Además de las 40 medallas de Tokio 2020, el país (futbolero hasta la médula) aún sigue teniendo presente el éxito en la Eurocopa 2020 que ganamos en la tanda de penaltis a Inglaterra. 

¿Es esto una crónica deportiva? 

En absoluto. Se trata de analizar qué influye en la toma de decisiones (también las decisiones financieras), en este caso, a través del deporte. 

Les cuento.

El seleccionador inglés, Gareth Southgate, utilizó para lanzar los penaltis de la final contra Italia a tres jóvenes –Rashford, Sancho y Saka, de 23, 21 y 19 años respectivamente– para jugarse el título de la Eurocopa frente a nuestra selección. Y los tres fallaron su lanzamiento. Resultado: Italia campeona. 

“Los penaltis para los inversores llegaron en marzo de 2020. Es ahí donde notaron toda la presión de su particular estadio de Wembley”

¿Fortuna? ¿Mala decisión? ¿Solo deporte? Probablemente la inexperiencia de esos futbolistas pesó demasiado para un momento de máxima tensión.

Vaya por delante que la historia está plagada de penaltis fallados por grandes estrellas: Maradona, Baggio, Zico, Messi, Baresi, Cristiano Ronaldo, Ramos, Mbappé. 

¿Cuál es la diferencia con la final de la Eurocopa 2020? 

El Big Data también falla

El seleccionador inglés argumentó que los cinco lanzadores de Inglaterra fueron escogidos por los sistemas matemáticos del Big Data, que llevan tiempo utilizando.

Científicos del departamento de Ciencias del Rendimiento incorporados a la federación inglesa llevaban meses analizando el rendimiento de los jugadores en sus clubes y en los entrenamientos de la selección. 

Los programas de Google, en la final de la Eurocopa

De esta forma, antes de llegar a la tanda decisiva, los científicos informaron al seleccionador que dos de los cinco jugadores que debían lanzar según las estadísticas no estaban en el campo. Así que el técnico —que no les había utilizado hasta el momento— les hizo entrar casi en el minuto 120, justo al filo del final del tiempo reglamentario. 

“Nuestra labor como asesores financieros fue la de informar correctamente y acompañar a los clientes a sacar adelante su particular ‘tanda de penaltis”

Al final todo acabó en un desastre para los ingleses. 

El entrenador justificó que gracias a la ciencia y la tecnología habían tenido éxito en otros torneos rompiendo una racha histórica de tandas de penaltis fallidas para Inglaterra. De hecho, contó que los programas informáticos de Google habían cambiado la cultura del fútbol. En los últimos meses, un equipo de biomecánicos había analizado aspectos como la oxigenación, la fuerza, el ritmo cardíaco o la velocidad de reacción de los jugadores de campo ante el portero. Y les había ido bien. Pero una final es una final.

La gestión de las emociones

La tecnología y los nuevos métodos para el análisis y mejora del rendimiento deportivo hace tiempo que llegaron para quedarse. Pero en los momentos culminantes, como en otros aspectos de la vida, aparece la incertidumbre emocional. También en el terreno financiero. 

Detrás de un lanzamiento de penalti están los nervios del momento, la inexperiencia de la juventud, el miedo escénico o el peso de representar a todo un país. Detrás de nuestro dinero hay un sinfín de emociones y esfuerzos que nos pueden llevar a cometer errores. De ahí la importancia capital de la gestión de las emociones.

Los penaltis para los inversores llegaron en marzo de 2020. Es ahí donde notaron toda la presión de su particular estadio de Wembley. Muchos fallaron, como demuestran los datos de reembolsos de fondos de inversión en momentos que, cuando se tiene una visión de largo plazo, se convierten en una oportunidad. 

La interpretación de los datos

Por sí solos, la información y los datos no son suficientes y, mal interpretados o mal gestionados emocionalmente, pueden llevar a tomar caminos equivocados. 

Ahí estuvo nuestra labor como asesores financieros. La de informar correctamente y acompañar a los clientes a sacar adelante su particular ‘tanda de penaltis’. 

Es ahí donde el apoyo y el acompañamiento en la gestión de las emociones es clave y donde me siento muy feliz por poder contribuir a sus particulares victorias.  

¡Casi tanto como con la de Italia en la Eurocopa!

Luca Lazzarini

Responsable de Comunicación Comercial de Banco Mediolanum

(Visited 1.642 times, 3 visits today)
Share This