cambiar hipoteca de banco
Vivimos un nuevo ciclo financiero. Una nueva era de tipos de interés positivos que en la zona euro ya casi habíamos olvidado. Nos habíamos acostumbrado al dinero barato y a condiciones de financiación muy asequibles. Pero los requisitos de endeudamiento en los mercados están cambiando rápidamente y, con ellos, se agita todo el sistema financiero.

Para particulares, familias o empresas la capacidad de financiación es clave en casi cualquier proyecto de envergadura. En el caso de adquirir una vivienda, u otro activo inmobiliario, las condiciones de la hipoteca van a marcar tu capacidad de compra y tu nivel de deuda durante años. Por eso, el incremento de índices de referencia habituales como el Euríbor desde inicios de 2022 ha tenido un impacto considerable en miles de clientes y, por ello, son muchos los que buscan alternativa.

Hay quien analiza el mercado para cambiar la hipoteca a tipo variable a otro banco por otra hipoteca a tipo variable buscando un diferencial más bajo y un tipo fijo inicial reducido. Pero ¿qué implicaría cambiar tu hipoteca variable?

¡Te lo contamos en el siguiente post!

Cambiar tu hipoteca variable de banco: nuevas condiciones para tu hipoteca

El Euríbor a un año, índice de referencia habitual para los préstamos hipotecarios, ha iniciado una escalada que le ha llevado a máximos desde el año 2008. En el último año ha pasado de 0,852% en junio de 2022 a marcar 4,007% doce meses después. Una subida que viene, además, tras más de cinco años en los que el índice ha estado en valores negativos y muy estables.

Ante esta situación hay quien se plantea cambiar su hipoteca de tipo variable a una de tipo fijo, una opción que ofrece tipos de interés menos competitivos que hace un tiempo. La nueva realidad financiera hace que muchas personas cambien directamente la hipoteca de banco con la idea de mejorar sus condiciones de financiación.

El cambio de hipoteca de entidad bancaria podría abrir la puerta a renegociar nuevas condiciones con el objetivo de conseguir un préstamo adecuado a nuestras circunstancias y necesidades personales.

Qué implica el cambio de hipoteca variable 

El cambio a otra entidad también se busca para optar a nuevas opciones de financiación. 

  • En busca de hipotecas más competitivas: los diferenciales actuales son, por norma general, más reducidos que los de los últimos años, por lo que hay quien persigue un cambio de entidad para ahorrarse intereses durante toda la vida de la hipoteca, siempre y cuando se mantenga el plazo de la hipoteca que se subroga.
  • Primer período a tipo fijo: las hipotecas a tipo variable tienen habitualmente un primer tramo a tipo fijo inferior al tipo de interés nominal que están pagando las hipotecas a tipo variable. 

Según datos del INE, el tipo de interés medio al inicio de las hipotecas constituidas desde enero de 2020 a diciembre de 2022 ha estado comprendido entre el 1,81% y el 2,58%. Puedes ver aquí cómo sería un ejemplo con Banco Mediolanum. 

  • Posibilidad de aumentar el plazo de la hipoteca respecto a la que dispongas en la otra entidad: La importante subida del Euribor puede haber llevado las cuotas a tipo variable actuales a importes que pueden haber comprometido la economía familiar. Cambiar la hipoteca a otra entidad podría permitir modificar su duración y ampliar el plazo respecto a la hipoteca actual lo que permitirá tener que hacer frente a cuotas más bajas para un mismo tipo de interés.

Requisitos y cómo cambiar tu hipoteca variable 

Para acceder a estos cambios, lo recomendable es buscar la hipoteca del mercado que mejor se adapte a nuestra situación.

Entre los requisitos que tendrás que cumplir para poder cambiar/traer tu hipoteca están, en términos generales:

  • Situación financiera estable.
  • Capital por valor de no más del 80% del valor de la vivienda.
  • Haber pagado entre uno y dos años de las cuotas de tu hipoteca.

Una vez identificada la opción más conveniente, se puede iniciar el proceso de contratación con el nuevo banco, que comunicará la subrogación al banco con el que mantengamos la hipoteca hasta ahora.

La hipoteca variable del Banco Mediolanum

Existe la posibilidad de dejar atrás las anteriores condiciones hipotecarias o un contrato firmado años atrás. La subrogación de acreedor de una hipoteca o, lo que es lo mismo, cambiar el préstamo hipotecario a otra entidad, es un proceso factible que podría abrir la posibilidad a mejorar las condiciones de la deuda.

Además, siempre en el caso de Banco Mediolanum, un cambio de entidad permitiría la posibilidad de aumentar el importe de la hipoteca hasta un 25% con un máximo de 50.000€. Así, por ejemplo, en el caso de trasladar la hipoteca a Banco Mediolanum, cabría la opción —siempre que la ratio entre el valor de la vivienda y el importe de la nueva hipoteca lo permita— de solicitar un mayor importe respecto a la deuda de la hipoteca actual para, por ejemplo, hacer una reforma en el domicilio.

En Banco Mediolanum, además, el cliente podría ampliar el plazo de la hipoteca hasta 30 años o incrementar el capital por hasta el 25% del capital pendiente o 50.000€.

(Visited 537 times, 1 visits today)
Share This